¿Qué es un divorcio?

 

El divorcio, también conocido como disolución del matrimonio, es el proceso de terminar un matrimonio o unión matrimonial.    California es un estado de “divorcio sin culpa”.   En California, se puede otorgar una disolución del matrimonio si el tribunal considera que hay “diferencias irreconciliables” significa que no hay esperanza de que una pareja casada pueda resolver sus problemas y salvar el matrimonio.   Esto simplemente significa que una persona casada que quiere terminar el matrimonio puede hacerlo, incluso si el otro cónyuge quiere permanecer juntos.

 

Cómo solicitar el divorcio:

 

El proceso comienza con la presentación de una Demanda o una Petición. Se entrega una copia de la Peticion a su cónyuge, generalmente por un servidor de procesos. Su cónyuge tendrá 30 días para responder a la demanda. La forma en que el caso proceda de allí dependerá de cómo responda su cónyuge. Usted y su cónyuge pueden llegar a un acuerdo, su cónyuge puede presentar una respuesta (ya sea aceptando lo que solicitó en la Demanda o impugnarlo), o puede que no responda en absoluto. Es posible que también se deban archivar otros documentos, generalmente los estados financieros. Las cosas pueden volverse bastante complicadas en un caso impugnado, con numerosos documentos que se presentan y una o más audiencias judiciales formales.

 

¿Cuánto tiempo dura un divorcio?

 

El proceso de divorcio puede variar en longitud y complejidad según los activos y las deudas o los hijos involucrados en el divorcio.

Un divorcio típico puede durar alrededor de seis meses y puede resultar en órdenes judiciales relacionadas con la custodia de los hijos, las visitas, la manutención de los hijos, la manutención del cónyuge, la manutención de la familia y la división de bienes y deudas.

FORMULARIO DE DIVORCIO

Disclaimer:

OC Attorney Service Inc. es una Oficina de Asistente de Documentos Legales Registrados. No somos abogados y no podemos seleccionar formas legales. La información presentada en nuestro sitio web es general, objetiva, información publicada obtenida de la corte, publicaciones legales de autoayuda, estatutos legales u otras fuentes que se consideran precisas y confiables. Esta información no debe considerarse asesoramiento legal ya que es de naturaleza general. Siempre se recomienda buscar asesoramiento legal de un abogado antes de iniciar un procedimiento legal. Muchos abogados ofrecen consulta gratuita.

Divorcio enlinea